lunes, 28 de septiembre de 2009

Máquinas + fetiches = robots

Ayer, mientras navegaba y revisaba máquinas, di con este post en Internet Vibes: Typewriters Morph Into Creepy Sci-Fi Creatures (y desde ahí estoy arrastrando la imagen), uno que reseña la creatividad de un escultor para construir modelos robóticos a partir de máquinas de escribir.
      La sorpresa fue mayúscula y de inmediato me dispuse a visitar el sitio de Jeremy Mayer; todo un recorrido por su galería, programada en flash y con la opción incluso de vincularse a él a través de Facebook. Más allá, para los verdaderos fans, tiene instaladas cámaras en su estudio para que puedas observarlo mientras trabaja.
      Mayer no sólo sorprende con su especial poética de deconstrucción-construcción, con esa capacidad para armar desde figuras humanoides hasta insectos (una langosta) y mascotas en poses más que conocidas.
      La página está en inglés, pero en serio vale la pena visitarse. El escultor declara su amor por la CF pero asegura que no asocia su estética al "steampunk"
      Con esto queda comprobado (otra vez): las máquinas de escribir producen un efecto fetichista, una suerte de especial poética que una vez contraída, es dificil de apartar.

1 comentario:

  1. Quizá es mi herencia Kingneriana el que me hace mirar una underwood con ojos nostálgicos. Ayer vi una que la vendían en un mercadillo por 180 E. y me estaba planteando comprarla.
    Por eso estaba mirando internet a ver como estaba el tema de los precios...

    Habría que ver si en Misery cuando el escritor Tom Sheldon (creo recordar) mata a la enfermera pegándole con la máquina de escribir, si también es una underwood.

    Chau. Un saludo.
    V.

    ResponderEliminar