martes, 6 de enero de 2015

Mi 386 printaform

Y sí, aquí hace falta lo fundamental en toda máquina de escribir: el teclado. Pero fue mi tercera PC y una de las más longevas. Mínimo, ahí, que yo recuerde, escribí Ciudad espejo, ciudad niebla.

No es un adiós a ella, sólo el hasta luego del tiempo bodega, en estos momentos de cambios y renovaciones que supone la época decembrina.

Traía la foto ya desde antes de año nuevo en el celular, sin encontrar espacio para subirla. El post deja bastantito que desear, pero prometo volver a ella, en cuanto localice los restos de su teclado...

Para alguien con fetiches para escribir la máquina parece más amolada, pero creánme, data de 1993.

Suerte...

No hay comentarios:

Publicar un comentario